¿Qué bomba de calor elegir?

¿Qué bomba de calor elegir?

Existen varios tipos de bombas dependiendo de la fuente de calor que se utilice (agua, aire, suelo). Calentarán agua, aire o ambos (bombas de calor mixtas). Algunos son más adecuados para zonas urbanas que otros.

El principio de la bomba de calor es simple: extrae calorías del entorno circundante (agua, aire, tierra) y las expulsa en forma de calor al sistema de calefacción al que está conectada.

Las bombas de calor usan una pequeña cantidad de energía externa, lo que por supuesto las hace muy interesantes. Aún así, es difícil estimar su uso promedio de energía por año. A diferencia de los sistemas de calefacción convencionales, estas bombas no producen calor por sí mismas sino que lo extraen del aire.

¿Cuáles son los diferentes tipos de bombas de calor?

Hay varios tipos de bombas de calor. Se utilizan para:

  • calentar agua
  • calentar el aire
  • calentar aire y agua (bombas de calor mixtas)
  • Incluso hay bombas de calor reversibles que funcionan en cualquier dirección para proporcionar calefacción en invierno o refrigeración en verano.(sistema Inverter)

Las bombas de calor extraen energía de:

  • el suelo (bomba de calor geotérmica)
  • agua subterránea (bomba de calor acuatérmica)
  • el aire exterior (bomba de calor aerotérmica)

Requisitos a la hora de instalar una bomba de calor:

  • Su casa debe estar suficientemente bien aislada: .
  • Calefacción a baja temperatura

Una bomba de calor solo funciona correctamente a bajas temperaturas, por lo que se aconsejan radiadores específicos. Debido a su mayor superficie de intercambio de calor, el agua de calefacción que contienen está menos caliente que el agua procedente de una caldera, no obstante tampoco es necesario cambiar los radiadores de su sistema de calefacción actual.

La temperatura de funcionamiento más baja es, a su vez, muy adecuada para la calefacción por suelo radiante. Para este tipo de sistemas, el agua de calefacción no debe estar demasiado caliente, ya que esto puede causar problemas de salud a los residentes (flujo de sangre en las piernas).

Aerotermia en Madrid: qué es y cómo funciona

Diferentes tipos de bombas de calor:

  • bomba de calor agua/agua

La bomba recupera el calor del agua subterránea. Se perfora un pozo. La profundidad depende de la composición del suelo. El agua es bombeada por un motor eléctrico. Esta solución no es muy ejecutable en pueblos y ciudades, a menos que tengas un jardín. El coste de inversión es bastante alto, pero el retorno es excelente.

  • bomba de calor tierra/agua

Para ello, se entierran colectores de calor que recogen el calor geotérmico a poca profundidad (50-60 cm) para calentar un circuito de agua.

La gran desventaja es que necesitas una superficie de al menos el doble de la de tu casa. Prácticamente imposible en pueblos y ciudades.

  • bomba de calor aire/agua

    La bomba capta el aire exterior y lo calienta para alimentar el circuito de agua que puede utilizarse para suelo radiante o agua sanitaria.

    Dado el clima Español, este sistema es muy eficiente, pero  se aconseja que se complementarse con calefacción auxiliar.  Sin embargo, es fácil de instalar, incluso en pueblos y ciudades, y no es muy costoso con relación por ejemplo a un sistema geotérmico.

  • bomba de calor aire/aire

    El aire exterior se recoge de la misma manera, pero en este caso se sopla directamente al interior de la vivienda.

    El funcionamiento de estas bombas de calor se puede invertir para que puedan refrescar la casa en verano. En ese caso, no extraen el calor del aire exterior, sino del aire interior para luego evacuarlo al exterior. La bomba de calor y la vivienda actúan como una gran nevera pero sin temperaturas extremadamente bajas.

  • Bomba de calor suelo/suelo

    El calor se extrae del suelo y se devuelve al suelo a través de un suelo radiante. Misma desventaja que el sistema tierra/agua:  se necesita una gran superficie.

  • Sistemas mixtos

    Algunas bombas de calor pueden suministrar energía tanto para calefacción como para agua.

  • Bombas de calor con función de aire acondicionado

    Incluso hay bombas de calor con función de aire acondicionado para el verano. La función de ‘ refrigeración natural ‘: este tipo de bomba, que se adapta a los sistemas agua/agua y suelo/agua, aprovecha la diferencia de temperatura entre el suelo (constante,) y el aire para refrescar su hogar unos pocos grados.

    Bomba de calor reversible: esta bomba de extracción de aire funciona como un sistema de calefacción en invierno y una unidad de aire acondicionado en verano. Simplemente hay que invertir el mecanismo según la temporada. La desventaja es que te costará tanto enfriar una habitación como calentarla.

CALEFACCIÓN POR SUELO RADIANTE, lo mejor para combinar con una Aerotermia

Cuando el sistema de calefacción por suelo radiante  está funcionando, el agua caliente pasa a través de las tuberías y transfiere el calor de esas tuberías al piso de la manera más eficiente posible, convirtiendo efectivamente toda la superficie del piso en un gran radiador de baja temperatura. El calor se irradia hacia arriba desde el piso, desde toda la superficie del piso, brindando una habitación calefaccionada de manera muy uniforme.

La calefacción por suelo radiante  ofrece algunas ventajas significativas sobre los sistemas de calefacción por radiadores convencionales: más espacio de pared utilizable sin obstrucciones, costes de calefacción reducidos y compatibilidad con energía renovable, por nombrar solo algunos. Otra ventaja importante es que la propiedad se mantiene a una temperatura agradable durante el día y la noche, a diferencia de los radiadores que solo funcionan en determinados momentos del día.

Al incorporar tuberías de agua caliente en la construcción de sus pisos, el calor de ellos se transfiere de manera eficiente y uniforme a toda la superficie del suelo. Esto convierte su suelo en un gran radiador de baja temperatura que lo mantiene cálido y acogedor donde quiera que esté en la habitación. Combinado con termostatos de ambiente individuales, puede mantener las temperaturas en su hogar tal como le gusta.

¿Nueva construcción o reforma? En un edificio nuevo, incorporar calefacción por suelo radiante es muy sencillo. Las tuberías se instalan en los pisos durante la construcción y se puede diseñar un sistema para cada tipo de sistema de suelo. Para la reforma, la consideración principal es la altura del piso. Si se van a quitar suelos sólidos, se pueden incorporar de nuevo los tubos de calefacción a la construcción del suelo. Los pisos suspendidos no presentan problemas ya que las tuberías de calefacción se colocan entre las vigas del piso.

Así que elige una vez, elige bien… ¡elige energías renovables eficientes!

Descubre más post interesantes clasificados por temática